De Kindles, ebooks y otras historias…

Bueno, mi querida co-administradora recibió su Kindle por Navidad (yay!!!!Sonrisa), pero esta servidora recibió su ebook-reader por Reyes (doble yaaay!!!Guiño).

Una vez establecido este hecho, estamos felices porque ahora podemos cargarnos de libros –literalmente. Somos unas adictas a la lectura, polillas, ratones de biblioteca…. cualquier adjetivo, comparación, whatever… El punto es que nos encanta leer. Desde pequeñas siempre estamos con un libro bajo el brazo.

Ahora andamos con nuestros aparatitos….Risa a carcajadas

El amor por los libros nos permite acercarnos a mundos diferentes, pero antes era necesario llevar un enorme volumen para poder hacerlo, arriesgándonos a que se estropeara, se manchara, se doblaran las cubiertas… en fin, a un montón de factores que, a la larga, acortaban su vida.

Con estos aparaticos podemos tener estos libros a buen recaudo en casita, leyéndolos junto al fuego una tarde nevada (ok, ok, retrocedamos…. vamos a dejar la chimenea a un lado). El caso es que, el aroma de los libros es insustituible. La sensación del grano del papel, su textura y el color son irremplazables.

Seguiremos avanzando en la tecnología, pero lo importante es continuar con este hábito, leer como posesas y aprender mucho.

Feliz 2013…. aunque ya se esté acabando febreroRuborizado